Isabel

Problemas entre Isabel y Fernando cuando se juegan la corona de Castilla delante del enviado del nuevo papa


Los celos de Isabel comienzan a hacer mella en la pareja justo en el peor momento: la joven se juega la corona de Castilla delante del enviado del nuevo papa. ¿A quién apoyará el Vaticano? Los espectadores de La 1 lo descubrirán el próximo lunes en un nuevo y apasionante capítulo de ‘Isabel’, el espacio más visto de los lunes de la televisión.

Capítulo 12

Muere el papa Paulo II en Roma y es elegido Sixto IV. Es el momento de desbloquear la situación de la bula de Isabel y Fernando. Juan II de Aragón envía a Pedro de Peralta a hablar con el nuevo papa, ya que la influencia de Aragón en territorios italianos es de interés primordial para Sixto.

Sixto acepta: es tiempo de cambiar. Para ello pide consejo al cardenal Rodrigo de Borja, que viaja a Castilla y Aragón para conocer los problemas de primera mano y con dos objetivos: conceder la bula y decidir quién será nuevo cardenal de Castilla: Pedro González de Mendoza (hombre del rey Enrique) o Carrillo (del bando de Isabel).

Por su parte, Isabel, sabedora de que Fernando ha tenido contactos con su amante Aldonza y de que tiene un hijo con ella, entra en crisis con su marido al saber que debe partir de nuevo a Aragón. Al llegar, el rey Juan sorprende a su hijo cuando le ordena ir a Valencia a recibir a Borja con un consejo muy claro: apoyar a Pedro González de Mendoza y no a Carrillo.

De esta manera, Borja se encuentra con que los que consideraba rivales irreconciliables no lo son tanto: en un juego de intrigas y secretos, Borja da la bula a Fernando y le pide que no la haga pública hasta que vuelva a Roma. También se entrevista con el rey Enrique, con los Mendoza, con Pacheco… Y con Isabel y Carrillo, que se cree ya cardenal.

Por su parte, Pacheco, al ver desvanecerse su poder y celoso de Cabrera, logra arrebatarle Madrid y provoca disturbios religiosos en Segovia. Aunque Cabrera logra atajarlos, cree que los manejos de Pacheco con el rey han pasado el límite. Por eso, cuando Cárdenas se presenta en Segovia para pedirle que logre un encuentro entre Isabel y Enrique, no lo duda y acepta.