Isabel

Federico Jusid: “Una serie no merece menos que una película”


“Una serie no merece menos que una película”. Con esta premisa, el compositor y pianista hispano-argentino Federico Jusid, creador de la banda sonora de largometrajes como El secreto de sus ojos —ganador de un Oscar—, ha puesto música a algunas de las ficciones españolas contemporáneas de éxito, como Hispania, 14 de abril. La República, Gran reserva o La señora. Su último trabajo ha sido Isabel, cuya segunda temporada emitirá este otoño TVE. “Me encantan las series épicas. Son muy emocionales. Isabel tiene toda la gama de personajes: unos son sombríos, perversos y oscuros; otros son coloridos, románticos y soñadores”, dice.

Desde el punto de vista de la producción musical, una serie de época, tiene también reglas que no conviene saltarse: “No admite el uso de sintetizadores o sonidos digitales. Hay que grabar con orquesta o con instrumentos propios de su tiempo”, advierte. De modo que Jusid grabó la partitura de la primera temporada de la serie sobre Isabel de Castilla con la Sinfónica de Budapest en Hungría, en los estudios de la radio nacional. Para la segunda, la Orquesta Sinfónica y el Coro de RTVE le ha cedido la batuta al experimentado compositor, que ha abordado el proyecto “como si fuera una superproducción de Hollywood”. 150 intérpretes al mando de cuerdas, maderas, metales y una potente percusión se han unido a un coro de 65 voces que da vuelo a los temas más líricos de la obra, entre los que figuran un Aria y un Te Deum.

Para Jusid, los momentos cumbre de esta segunda temporada serán la entrega de Granada, con la enorme la carga histórica y estética que ha supuesto rodar en la Alhambra; la Inquisición, y la irrupción de Colón en la corte de los Reyes Católicos. Cada acontecimiento y cada personaje requiere sonidos distintos. “La Alhambra refleja aromas moriscos, suntuosidad y su música es muy colorida, llena de arpas, instrumentos de viento y madera. La Inquisición tiene coros de hombres, percusión, instrumentos graves de viento que crean sonidos un poco sombríos. La música de Colón es la de un personaje visionario, un poco loco, con un mundo interno enorme y abundante colorido”.

@Alex_Martinez8

El método de trabajo que se sigue en una serie es bien distinto al que se aplica a una película. “En televisión todo es mucho más inmediato, urgente. Yo recibo un capítulo cerrado y a la semana siguiente tengo que entregarlo. Esto me obliga adelantar cuatro o seis capítulos leyendo los guiones o viendo las escenas en montajes brutos. Luego hay que abordar la edición musical y componer transiciones con pases de ajustes”. El problema surge cuando aparecen tramas inesperadas en un episodio o el director de la serie ha decidido crear un momento poético en el que no hay diálogo. En casos como estos, cuando hay que cubrir escenas no previstas, “toca salir urgentemente a grabar”.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!