Isabel

El nacimiento de su primogénita, buena noticia para ‘Isabel’ y Fernando, que afrontan duros momentos en Valladolid


Tras la esperada boda, Isabel y Fernando comenzarán una nueva vida de casados nada fácil: la lucha con Enrique continúa mientras Aragón se sigue arruinando. El matrimonio se queda sin dinero y sin apoyos…En lo personal, el embarazo de Isabel trae buenas noticias para todos menos para su hermano, que ve cómo sus planes se trastocan. ¿Qué hará Enrique contra Isabel? ¿Conseguirán Isabel y Fernando sentarse en el trono? ¿Les seguirá apoyando el pueblo?. El próximo lunes 12 de noviembre a las 22.30 horas en La 1

 

Capítulo 10

La boda de Isabel y Fernando ha sido un éxito: muchos nobles les apoyan, el pueblo les aclama y ve en ellos el nacimiento de una nueva Castilla. Pero aún quedan escollos. Aunque sus  problemas no impiden que los recién casados sean felices y busquen cualquier momento para estar juntos.

Enrique, al recibir la noticia de la boda, estalla y no responde a una nueva carta de Isabel reconociendo obediencia pero orgullosa de su decisión. Pacheco ha conseguido alzar el vuelo otra vez: Francia ha respondido afirmativamente a la petición de boda de Juanita con el Duque de Guyena. Para preparar a Juanita Enrique hace venir a la corte a Juana de Avis. Sólo queda esperar a que pase el invierno. Hasta entonces, Isabel tendrá como única respuesta el silencio. Además, Toledo, la ciudad de Carrillo, es vigilada y se impide toda llegada de dinero a Valladolid.

Y llega el invierno. Sin dinero y casi sin víveres, Isabel y los suyos viven momentos de tensión. Fernando empieza a tener roces con Carrillo que Chacón intenta evitar. El hambre pasa factura al propio pueblo, que pasa de aclamar a Isabel a intentar asaltar su residencia en búsqueda de alimentos. En Aragón tampoco van muy bien las cosas. Francia arrasa en el campo de batalla catalán y los fondos disminuyen. El rey Juan no puede cumplir con sus obligaciones de boda ni enviar soldados a Isabel y Fernando.

Todo parece que puede cambiar cuando Isabel se queda embarazada. Si tiene un hijo varón puede trastocar los planes de Enrique. Pero nace una hija, a la que pondrán de nombre Isabel. Isabel y Fernando, pese a todo, acogen con regocijo a su primer descendiente, aunque todo pinta oscuro para ellos: se celebra la boda por poderes de la hija del rey con el de Guyena.

Y el rey da el paso definitivo contra Isabel, la deshereda públicamente y ordena al ejército atacar Valladolid, obligando a Isabel y Fernando abandonar precipitadamente la ciudad donde se casaron.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!